Los riesgos de depender de la tecnología en las escuelas modernas

En este sitio siempre estamos buscando nuevas formas de hacer que el aprendizaje sea un proceso muy sencillo y sobre todo, entretenido. De esta forma, cualquiera se sentirá atraído para comenzar a aprender algo nuevo.

Una de las formas en las que esto se alcanza es a través de la tecnología; después de todo, muchos avances se dan solo para hacer que nuestras vidas sean mucho más cómodas y sencillas.

Sin embargo, hay varias desventajas que surgen al depender de la tecnología para aprender cualquier cosa; en especial cuando se trata de niños pequeños.

Escribir con lápiz

Cara en pantalla

Cada vez más escuelas implementan el uso de computadoras o tabletas para que sus estudiantes tomen apuntes, la velocidad con la que lo hacen es bastante impresionante, hay que añadir. Por desgracia, esto no es necesariamente una ventaja.

Obviamente, a nivel ambiental es muy positivo el menos uso del papel. Pero, cuando de aprender se trata, los humanos lo hacemos mucho más fácil si escribimos con un lápiz o un bolígrafo.

Nuestro cerebro es capaz de almacenar más toda la información que hemos escrito de forma “natural” que a través de un teclado o una pantalla.

El cada vez mayor uso de estas tecnologías puede causar que exista una población con una memoria muy baja.

Problemas en la vista

Quizás el problema más obvio que han notado padres y profesores es que los niños están desarrollando problemas en la vista a mucha más temprana edad en comparación con las estadísticas pasadas.

La razón es bastante obvia: los estudiantes pasan casi todo el día frente a una pantalla. Ya sea aprendiendo algo nuevo o para entretenerse; por lo que su vista se cansa mucho más rápido.

De más está decir que los problemas en la vista, en especial los no diagnosticados, pueden causar graves dolores de cabeza. Haciendo que sea mucho más difícil concentrarse.

Incluso afecta el rendimiento a largo plazo, ya que la mayoría de las personas llevan sus dispositivos electrónicos a la cama, lo que afecta considerablemente la calidad del sueño que reciben.

No por nada los expertos recomiendan no ver ninguna clase de pantalla por lo menos una hora antes de irnos a dormir. Esto incluye televisores, celulares, computadoras, tabletas, consolas de videojuegos, etc.

Evolucionar y no eliminar

Que quede claro que no estamos abogando por regresar completamente a viejas costumbres en las escuelas; ni tampoco estamos queriendo limitar el acceso a ciertas tecnologías por parte de algunas personas.

Cuando señalamos estos problemas lo único que queremos lograr es que las personas tomen conciencia de lo que está sucediendo en la actualidad, de esa forma podrán aportar para las soluciones del futuro.

Por ejemplo. No estamos diciendo que los estudiantes no pueden tomar apuntes con sus laptops en clase, sin embargo, quizás los más pequeños (en los primeros grados de su educación) deberían limitarse a escribir sobre papel.

El camino al éxito no está libre de problemas, por lo que es normal que haya algunos pocos en una era en la que la tecnología cambia nuestra forma de vida anualmente. ¡Lo importante es seguir avanzando!

Menu